jueves, octubre 20, 2011

INSTRUMENTO ESTUDIO DEL MEDIO TRANSFORMACION POR LAS ACTIVIDADES HUMANAS


“Ficha Técnica” 5: Instrumento Estudio del Medio Transformado por las Actividades Humanas
(1)    Fase del proceso Metodológico donde se propone la utilización del instrumento metodológico:
·       Fase II y III
(2)    Descripción general del instrumento metodológico:
La escala del territorio se corresponde con una unidad especial de estudio que pude incluir toda un área urbana más el área ocupada por la periferia o un conjunto de espacios ocupados por asentamientos humanos.  En muchas ocasiones esta escala se asocia con la extensión de un municipio.  En la escala del territorio se suelen analizar los problemas ambientales derivados del crecimiento físico de los asentamientos humanos y su entorno, valorando aspectos ambientales impuestos por el desarrollo urbano, relacionados con los recursos naturales de los ecosistemas que son influenciados por el crecimiento del hábitat humano y las relaciones que se establecen entre éstos.  En esta escala espacial se producen efectos muy diversos, que contienen una premisa básica el conjunto de actividades relacionadas con la extracción y transformación de recursos hacia los asentamientos humanos.  Esto puede incluir la absorción de tierras fértiles, constantes cambios en el uso del suelo, urbanizaciones erráticas, afectaciones a las formas de agua superficiales y a la escorrentía superficial, así como el impacto que genera en los medios habitados, producción de desechos de diversa índole, afectación al paisaje rural, deforestación y otros.  En la escala del territorio son muy diversas las actividades humanas que pueden tener severas repercusiones ambientales. Algunas de ellas son bordadas en los siguientes tópicos.

Distribución espacial de la población:

La distribución espacial de la población permite explicar el nivel de complejidad de las estructuras territoriales como parte de los patrones de asentamientos de la población.  La forma en que se distribuyen los asentamientos humanos en el territorio es la base para explicar otros aspectos de alta relevancia ambiental, como el uso del suelo, la accesibilidad a las infraestructuras y los servicios, así como las pautas culturales de ocupación del suelo de determinados grupos humanos.  La distribución espacial de la población es una cualidad y aunque se pueden utilizar ciertos índices para establecer referencias o comparaciones, debido a su carácter cualitativo, siempre tendrá una salida descriptiva. Existen dos tipos de índices que pueden ayudar a explicar la forma en que se distribuye una población en el territorio:

·       En términos de concentración y dispersión.

·       En términos de densidad de población.

Existen diversos índices para explicar la concentración y dispersión poblacional, entre ellos se encuentra en “Índice Rn”, que se expresa mediante la siguiente ecuación:

Rn = 2 x 1.80√ N / S

Donde:

S es igual a la superficie del área que se considera.
N es igual al número de núcleos en el área considerada.

Este índice según los valores que toma tiene el siguiente significado:

·       Valor 0: concentración absoluta.

·       Valor 1: Dispersión aleatoria o al azar.

·       Valor 2.15: Dispersión ordenada.

Los índices de Densidad expresan la relación entre la cantidad de habitantes que tiene cierta comunidad humana y el área que ésta ocupa.  Se determina dividiendo la población total entre la superficie que ésta abarca y se suele expresar en “habitantes x hectáreas”. Existen dos formas de utilizar los índices de densidad: Densidad Bruta y Densidad Neta.

Otro aspecto que contribuye a explicar la distribución espacial de la población es la organización jerárquica de los asentamientos humanos. Dentro del conjunto  de asentamientos humanos que ocupan un territorio se establecen jerarquías que pueden originarse por la cantidad de población, por la cantidad o tipos que poseen. Estos factores permiten establecer ciertas graduaciones dentro de todo el sistema de asentamientos humanos en el territorio, lo que tiene una alta trascendencia ambiental, porque la jerarquía expresadas en términos de dependencias de los asentamientos humanos permite afirmar, que mientras mayores son las distancias de dependencias de los asentamientos con respecto a otros o a sus áreas de influencia, estos serán más propensos a la degradación de sus recursos naturales por el impacto del transporte y las infraestructuras, crecerán las tendencias de movilidad de la población, tendrán menor potencial de acceso al desarrollo y serán mayores las probabilidades de que se vean en peligro de desaparición los hábitos culturales y los patrones de conductas locales. La organización jerárquica de los asentamientos humanos no sólo se explica por su distribución espacial, sino en términos de accesibilidad.

Grado de urbanización del territorio (comunidad, municipio, departamento, región, país)

El grado de urbanización de un territorio (comunidad, municipio, departamento, región, país) representa la relación entre la población urbana y la población total expresada en forma de porcentaje y se determina:

G.U. = (Pu ÷ Pt) x 100

Donde:

G.U. es igual al grado de urbanización.
Pu es igual a la población urbana.
Pt es igual a la población total.

Como se puede apreciar, el grado de urbanización es un indicador adimensional que relaciona o explica, del total de población, qué cantidad habita en zonas urbanas. A pesar de utilizarse una fórmula matemática para su cálculo no deja de ser un indicador cualitativo que se utiliza para conocer el avance del proceso de urbanización en un territorio o país y ello permite correlacionar el creciente proceso de urbanización. O la disminución o pérdida de la población rural.

Accesibilidad:

El concepto de accesibilidad se utiliza para explicar las interrelaciones entre las actividades humanas, el medio ambiente y el sistema de transporte.  Los indicadores de accesibilidad pretenden dar una medida de la separación de actividades o asentamiento humanos que se encuentran conectados entre sí mediante un sistema de transporte.

Existe una alta diversidad de métodos para determinar la accesibilidad, basados en criterios cualitativos o cuantitativos, pero todos tienen como finalidad medir una cualidad que es precisamente la accesibilidad y compararla con los índices similares de otros territorios.

Las mediciones o índices más sencillos de la accesibilidad de un territorio se pueden determinar de dos formas según la disponibilidad de datos y tiempo para el estudio:

·       En términos de presencia o ausencia.

·       En términos de densidad.

El indicador de presencia – ausencia de la accesibilidad se determina dividiendo el territorio de estudio en varias zonas núcleos habitados, comunidades, aldeas, zonas por tipos de tamaño de aldea, unidades de estudio del paisaje, o cualquier otra subdivisión.  Es recomendable el trazado de una cuadricula, ya que la valoración se realiza por cuadricula, otorgando un valor binario (0 – 1) según la ausencia o presencia, integrando posteriormente los valores obtenidos para calcular un índice global de la zona de estudio.

El indicador presencia – ausencia se puede obtener de forma compleja, añadiendo al código de presencia – ausencia, información adicional que clasifica las vías según su importancia o el número de veces o la longitud de cada uno de los tipos de vías de comunicación que aparecen en la zona de estudio.

Los indicadores de densidad relacionada la cantidad de carreteras, caminos, vías de comunicación de cualquier tipo, con la superficie de la zona de objeto de estudio. Cuanto más densa sea la red de vías, menor será la distancia media entre dos puntos cualesquiera del área objeto de estudio.

El procedimiento inicial es el mismo que se describió para definir las unidades de estudio en el caso anterior, posteriormente se obtiene unidades zonificadas por rangos de densidad, lo que permite explicar el grado de interconexión y accesibilidad por zonas de estudio. La densidad se puede determinar mediante la siguiente formula:

D = km de red                       (km / km2)
                    Área de la zona de estudio

Este índice de accesibilidad, como medida de la densidad de infraestructuras de comunicación, también se puede expresar jerarquizando las vías según su tipología o características, según se muestra en la siguiente formula:

D ═  1.5 a + b + 0.4 C
  S

Donde:

a es igual a kilómetros de carreteras de más de 6 metros de ancho y firme en buen estado.

b es igual a kilómetros de carreteras con firme e buen estado y ancho entre 4 y 6 metros.

c es igual a kilómetros de caminos forestales de tierras compactadas o macadán y ancho superior a 4 metros.

S es igual a kilómetros cuadrados de superficie de la zona de estudio.

Con los resultados obtenidos se puede lograr una categorización según las características de las vías para el territorio. Los asentamientos humanos con bajos índices de accesibilidad presentan dificultades con el acceso a los servicios de salud, y educación lo que incide de forma negativa en la calidad de vida de la población. También la falta de accesibilidad disminuye las posibilidades de comercializar los productos agrícolas, lo que afecta negativamente la economía local, puesto que la accesibilidad es una dinamizadora de la economía local. En el análisis de la accesibilidad tienen mucha importancia las características de la red vial, sobre todo en aquellas comunidades que sólo cuentan con acceso en ciertas épocas del año (estación seca) y cuando llegan los períodos lluviosos suelen quedar incomunicadas, hasta para recibir auxilios en casos de emergencias provocadas por eventos naturales.  Forma parte de la accesibilidad la caracterización del transporte, el cual esta muy relacionado con la movilidad de la población.

Análisis ambiental de uso del suelo en el territorio

El análisis ambiental del uso del suelo debe realizarse considerando sus cualidades como atributo.  Este procedimiento permite considerar el selo no como un recurso natural más, en términos de potencialidades y restricciones, sino que considera la mayor cantidad de cualidades del medio ambiente en un territorio para determinar, como éstas interactúan cante diversos usos e identificar aquellos que son más compatibles con el medio.

Se trata también de identificar el grado de acogida que existe en un territorio para determinados usos y en que medida el uso actual se aproxima a ese grado de acogida, así como los impactos que se pudieran estar ocasionando por una alta desviación entre el uso actual y la vocación de suelo.  Los tipos de usos que el ser humano asigna a un espacio determinado pueden ser diversos y se pueden categorizar según la escala de análisis desde el territorio hasta el sitio.  La siguiente tabla relaciona algunos tipos de uso de suelo en la escala del territorio.

Tabla: Algunos tipos de usos del suelo en la escala territorial

Categoría
Tipos de uso del suelo
Producción
Cultivos arables
Plantaciones forestales de producción
Bosque natural
Pastizales
Acopio y beneficio de producción agrícola
Acuacultura
Extracción minera
Extracción de agua
Drenaje y canalización
Asentamientos humanos urbanos
Asentamientos humanos rurales
Construcciones rurales mataderos / rastros
Construcción rurales vaquerías, establos e infraestructura para producción agrícola
Fauna silvestre
Plantas de tratamientos y desechos
Extracción de energía geotérmica
Extracción de petróleo y gas
Extracción de materiales de construcción
Industrias de transformación
Cementerios
Infraestructura vial y ferroviaria
Infraestructura portuaria
Corredores de conductos técnicos
Producción de energía zonas francas
Instalaciones militares
Otros
Recreación
Pesca lacustre
Pesca en ríos
Cinegéticas
Cabalgatas
Observación de fauna silvestre (aves)
Merenderos y miradores
Senderismo
Ciclo vías
Espeleología
Acampada y campismo
Motociclismo
Fotografía
Equitación y rodeo
Ocio: meditación y contemplación
Descenso y ascenso de barrancos alpinismo
Parques y jardines
Deportes terrestres: futbol, golf, etc.
Turismo de playa
Turismo de investigación en áreas protegidas
Navegación lacustre y fluvial
Hoteles y complejos hoteleros
Expedición a patrimonios naturales o culturales
Otros
Protección y conservación
Defensa contra inundaciones fluviales y marinas
Protección de flora y fauna
Áreas naturales
Conservación del paisaje
Áreas ecológicamente frágiles, hábitats singulares
Áreas de alto valor arqueológico o patrimonial
Barreras de protección sonora
Barreras cortafuegos
Conservación de suelos
Otros.

En la vida real no siempre los usos de un territorio se presentan claramente diferenciados, lo más común es encontrar actuando un conjunto de éstos al mismo tiempo.  A estos usos del suelo que actúan en conjunto, superpuestos jerárquicamente, uno encima del otro, referidos a una misma zona o área geográfica, se les conoce como superposición de usos.  Por ejemplo, existen casos de explotaciones mineras que al mismo tiempo son asentamientos humanos o conglomerados industriales que tienen insertados asentamientos humanos o en el caso urbano usos residenciales, que tiene incluidos usos comerciales.  Pueden coexistir también usos diversos en un territorio. La superposición de usos en el territorio no debe verse como un problema ambiental, mientras los tributos ambientales en ese espacio tengan una alta vocación para esos uso y los impactos negativos que éstos generan sean mínimos, a no ser que los usos entren en conflictos entre si.  Cuando sucede lo contrario, entonces será necesario determinar dentro del conjunto de usos, aquello que no tengan vocación y / o generen altos impactos negativos para realizar un ordenamiento de los mismos.  Los problemas ambientales más relevantes en la escala del territorio, relacionados con los usos del suelo se pueden resumir en:

1.      Desequilibrio en la distribución espacial de la población (concentración en algunos casos y despoblamiento en otros).
2.      Impactos ambientales ocasionados por la localización de infraestructuras no compatibles con los atributos del medio.
3.      Desequilibrio entre el uso real y la vocación del medio ambiente.
4.      Riesgos naturales en la localización de actividades.
5.      Déficit de infraestructuras y equipamiento colectivo.
6.      Conflicto entre sectores y actividades.
7.      Conflictos entre los objetivos de los habitantes y los actores externos.

Los usos que se pueden asignar al suelo en la escala del territorio no repercuten de igual forma en el medio ambiente.  En la siguiente tabla se realiza una síntesis de estas incidencias ambientales.

Tabla: Algunas alteraciones territoriales que pueden generar ciertos tipos de suelo.

Tipos de usos del suelo
Tipos de alteraciones ambientales negativas
Cultivos arables
Deterioro de la cubierta vegetal, pérdida de las propiedades físico químicas del suelo, riesgo de erosión y sedimentación, pérdida de hábitat, disminución de la diversidad. Otros tipos de cultivos que requieren técnicas especificas pueden causar impactos más significativos, como sucede con los campos de arroz que contaminan las aguas, emiten gas metano (malos olores), incrementan los riesgos de arrastres de nutrientes del suelo, riesgos de salinización, eutrofización, transformaciones en las cadenas alimenticias, transformación del paisaje, sobreexplotación de recursos hídricos.
Plantaciones forestales de producción
Riesgo de sobre explotación, riesgo de plagas, riesgo de incendios. Los caminos forestales generan daños a la cubierta vegetal, al suelo, a las aguas superficiales, modificaciones de la escorrentía, daños al hábitat, cambios en las cadenas alimenticias, ciclos de reproducción cambios en la estructura de la propiedad, daños geomorfológicos causados por los bancos de préstamos de materiales y  a la calidad del aire.
Explotaciones zootécnicas
Contaminación del aire (olores, polvo, ruidos), contaminación y cambios en la estructura física y químicas del suelo, riesgos de erosión, contaminación del agua superficial, aumentado del consumo de agua, riesgo de contaminación de acuíferos, perdida de la vegetación colonizadora, disminución de la diversidad y del hábitat, riesgo de aparición de plagas, daños a la calidad paisajísticas.
Acopio y beneficio de producción agrícola.
Los impactos pueden ser diversos según la tecnología utilizada. Por ejemplo, las industrias artesanales de la leche, el beneficio del café y muchas otras, contaminan el suelo, las aguas superficiales y subterráneas.  Los caminos para el acopio generan problemas similares a los caminos forestales.
Acuicultura
Algunos tipos de proyectos pueden generar significativos impactos en zonas costeras sobre la calidad del agua, como sucede en los cultivos del camarón o la introducción de especies ajenas a ciertos ecosistemas que pueden crear ciertos desequilibrios. Los principales tipos de impactos se generan sobre el agua como recurso y la vida acuática.
Extracción minera
Según la forma de explotación, los impactos suelen ser diversos y significativos, entre los que se destacan daños a la calidad del aire (polvos, ruidos), cambios en la geomorfología, daños a los recursos minerales, cambios en los horizontes del suelo, riesgos a suelos agrícolas, perdida de edafización del suelo, compactación, riesgos de deslizamientos de tierras, afectaciones a los recursos hídricos, cambios de los patrones de drenaje, aumento de erosión y sedimentación daños en la recarga del agua subterránea, riesgos de plagas (insectos, roedores, vectores), significativos impactos sobre la calidad paisajística, presión sobre las infraestructuras viales y servicios básicos, riesgos de accidentes, cambios en la economía local, movilidad de la población, riesgos de accidentes tecnológicos.
Extracción o embalse de agua
Los mayores riesgos están asociados a la sobre explotación del recurso, alteración de la calidad debido a la superposición de otros usos, daños a la fuentes de capacitación y en el caso de las presas suelen producir severos efectos ambientales negativos, perdida de suelo fértil, grandes transformaciones en la geomorfología, riesgos de deslizamiento de tierra, cambios en las propiedades físico químicas de los suelos, modificaciones en los patrones de drenajes (inundaciones), perdida del hábitat, de la cubierta vegetal, daños ocasionados por el efecto barrera, cambios en el uso del territorio, severos impactos sobre las infraestructuras y la red servicios básicos, impactos debidos al reasentamientos de población, importantes transformaciones de la economía local y la base económica del territorio.
Drenaje y canalización
Algunos tipos de drenaje favorecen la capacidad de drenaje de los suelos evitando las inundaciones, en otros casos suelen causar significativos cambios en los patrones de la escorrentía superficial, pudiendo ocasionar incremento de la sedimentación y la erosión.
Asentamientos humanos urbanos
En dependencia de la densidad de población, el grado de urbanización y la extensión del área habitada, pueden generar significativos impactos ambientales, tales como la generación de desechos, la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, alteraciones a la geomorfología y al paisaje, crean efecto barrera las infraestructuras, modificaciones de la red de drenaje superficial, riesgo de impermeabilización y contaminación en zonas de recarga de acuíferos, riesgos de accidentes, contaminación del aire debido a las emisiones vehiculares y domesticas, daños a la cubierta vegetal, perdida de hábitat, impactos sobre la economía local, modificaciones en la estructura de la población.
Asentamientos humanos rurales
Debido a que suelen presentarse casi siempre con baja densidad poblacional y las viviendas relativamente dispersas, la mayoría de los problemas que se presentan están relacionados con la salud humana y tienen su origen en la contaminación debido a los desechos líquidos y sólidos, crean presión sobre las infraestructuras y los servicios.
Construcciones rurales mataderos / rastros. Construcciones rurales vaquería, establos e infraestructura para producción agrícola
Actúan como fuentes puntuales de contaminación en el territorio, afectando la calidad de las aguas superficiales y subterráneas, daños a los úselos debido a la contaminación, generación de desechos sólidos orgánicos, daños a la calidad del aire (malos olores).  En el caso del tratamiento artesanal del cuero, se suelen generar impactos más significativos debido a las sustancias químicas que se usan en el proceso de tratamiento.  En general crean presión sobre las infraestructuras viales, la red de servicios y el vertido de desechos, cambios importantes en la economía local.
Plantas de tratamientos y desechos
Estas plantas suelen ser de dos tipos: las de tratamiento de desechos sólidos y las de tratamientos de desechos líquidos.  Las plantas de tratamiento de desechos sólidos tienen como finalidad disponer y tratar de forma segura los desechos, tanto de la actividad domestica, como industrial.  Sin embargo pueden generar significativos impactos dependiendo de la tecnología; por ejemplo los rellenos sanitarios son fuentes puntuales de contaminación que pueden generar lixiviado de contaminantes a las aguas subterráneas, emiten gases debido a la descomposición orgánica.

Los vertederos a cielo abierto pueden generar impactos más significativos, como la contaminación del aire (olores, humos), emisión de sustancias toxicas (dioxinas y furanos) como resultado de la quema de desechos, contaminación del suelo, compactación, daño a la calidad agrologica de los suelos, contaminación de las aguas superficiales, riesgos de contaminación de las aguas superficiales, riesgos de contaminación de las aguas subterráneas, procreación de vectores, cambios en las cadenas alimenticias, daños en la cubierta vegetal, ciclos biogequímicos, alteraciones del paisaje, cambios en los usos del territorio, presión sobre la infraestructuras viales y demás servicios básicos, riesgos de accidentes, cambios en la economía local, daños a la salud humana y la estructura de propiedad.

Las plantas de tratamiento de desechos líquidos: estas tienen por objeto disminuir la carga contaminante de las aguas residuales de los asentamientos humanos, así como de la actividad industrial, sin embargo estas suelen generar las siguientes alteraciones; contaminación del aire (malos olores, desprendimiento de gases), cambios en las propiedades físico químicas del suelo, acumulación de lodos, contaminación microbiológica, riesgo de contaminación de acuíferos, afectaciones en zona de recarga, contaminación de aguas superficiales, proliferación de vectores cambios en las cadenas alimenticias, grandes daños a la calidad paisajística, cambios en el uso del suelo, presión sobre la infraestructuras y redes, cambios en el valor del suelo y la estructura de propiedad.
Extracción de materiales de construcción
Daños a la calidad del aire (polvos, ruidos), cambios en la geomorfología, daños a los recurso minerales, cambios en los horizontes del suelo, riesgos a suelos agrícolas, perdida de edafización del suelo, compactación, riesgos de deslizamiento de tierras, afectaciones a los recursos hídricos, cambios de los patrones de drenaje, aumento de erosión y sedimentación, daños en la recarga del agua subterránea, riesgo de inundaciones, daños a la cubierta vegetal, perdida del hábitat, alteraciones de las cadenas alimenticias, riesgo de plagas (insectos, roedores, vectores), significativos impactos sobre la calidad paisajística, presión sobre la infraestructuras viales y servicios básicos, riesgos de accidentes, cambios en la económica local, movilidad de la población, riesgos de accidentes tecnológicos.
Industrias de trasformación
Se ha agrupado bajo en este concepto toda actividad industrial que conlleve a la trasformación de la materia prima para obtener un producto terminado.  Los impactos ambientales que puede producir la actividad industrial, suelen ser de gran intensidad, extensos y complejos, que ameritan estudios particulares para su identificación, análisis y mitigación.  La mayoría de estos impactos se manifiestan sobre la contaminación del aire (emisión de gases, nivel de ruidos), contaminación del suelo, riesgo de erosión, afectación a la calidad agrologica de los suelo, daños a la cantidad y calidad de agua, el vertido de sustancias químicas peligrosas, perdida del hábitat, daño a la calidad del paisaje, presión sobre la infraestructuras viales, de servicios, energía, comunicaciones, cambios en la estructura de la población, movilidad de la población, riesgos tecnológicos, cambios en la estructura económica, cambios en los usos de suelo del territorio, valor del suelo.
Cementerios
La principal incidencia ambiental negativa de los cementerios esta relacionada con el riesgo de contaminación de las aguas subterráneas, generada por los lixiviados.
Infraestructura vial y ferroviaria
Estas infraestructuras suelen generar impactos ambientales negativos diversos y significativos, tales como el efecto barrera que genera sobre la escorrentía superficial, daños ocasionales a fuentes de agua subterráneas, intrusión visual en el paisaje, alteraciones a la geomorfología, emisiones de gases y polvos, producción de ruido, riesgo de accidentes, problemas de conectividad con los asentamientos humanos, daños a la cubierta vegetal y perdida del hábitat.
Infraestructura portuaria
En dependencia del tipo de infraestructura y el alcance de la misma se pueden generar impactos sobre la batimetría, fondo marino, dinámicas del litoral, la fauna marina, daños a la calidad del agua, riesgo de derrame de sustancias (combustible, grasas), cambios significativos sobre la dinámica de la costa en cuanto al movimiento del olaje, daños a la vegetación costera, cambios en el uso y estructura de propiedad del suelo, cambios en la base económica, cambios en la estructura poblacional, movilidad de la población, salud humana.
Producción de energía
Contaminación del aire (emisión de partículas, So2, lluvia ácida, contaminación sonora), contaminación del suelo, perdida de suelo fértiles, contaminación de aguas superficiales y subterráneas por lixiviados, salinización de aguas, daños a la cubierta vegetal, perdida de hábitat, cadenas alimenticias, impactos sobre la calidad del paisaje, cambios de los usos del territorio, presión sobre la infraestructura vial y los servicios básicos, riesgo de accidentes, estructura de propiedad, valor del suelo, cambios en la base económica, cambios en la estructura de la población, movilidad de la población, salud humana.
Fuente: Milán / 2000.

La valoración ambiental del uso del suelo consiste en determinar la mayor cantidad de atributos ambientales posibles y sobreponer la mayor cantidad de uso posibles, posteriormente para cada uso de valora la capacidad de acogida entre el atributo y el uso, grado en el uso actual se adapta a la capacidad de acogida e importancia del impacto generado por el uso.  Como se ha dicho en el primer capitulo, los atributos expresan cualidades ambientales de un territorio y al sobreponérsele en uso se obtiene la vocación que pude tener el territorio para un uso determinado.

Valorización de las vocaciones y los impactos generados por los usos en el territorio

Según se ha explicado, este procedimiento se basa en valorar por separado la aptitud o vacilación de un territorio para determinados uso y posteriormente evaluar los impactos negativos que generan los uso sobre los atributos. El procedimiento consta de tres etapas básicas:

1.      Valorar la vocación aptitud;

2.      Valorar los impactos;

3.      Análisis de vocación versus impactos.

Las principales aplicaciones del procedimiento son:

·       Para los diagnósticos territoriales (municipales y/o comunitarios) permite determinar la vocación del suelo y compararla con el uso actual y ello permite determinar las desviaciones entre la vocación y el uso actual. Además permite determinar el nivel de impacto ocasionado por el uso.
·       Para la planificación permite predecir cuales son las vocaciones o aptitudes del territorio, conjuntamente con el nivel de impactos que esos usos podrían ocasionar, lo que permite disponer de un conjunto de alternativas para asignar nuevos usos a los suelos en los planes de ordenamiento.
·       Para la evaluación de impactos ambientales, permite analizar en la línea base la vocación del suelo y predecir en la línea base la vocación del suelo y predecir  cuales son los efectos que están causando ciertos usos, así como predecir los potenciales impactos que puede ocasionar un proyecto sobre el uso del suelo.
·       Para la restauración ambiental, el procedimiento permite seleccionar aquellos usos que más se adapten a la aptitud del territorio.

La vocación

La vocación expresa la aptitud natural que tiene cierto medio ambiente, representado por sus atributos (cualidades) para acoger determinados usos.  La vocación es una cualidad intrínseca del medio.

Los impactos

El termino impacto aquí utilizado, se define como el cambio de valor del territorio o de algunos elementos, puntos, ecosistemas, unidad de estudio, como consecuencia de la reacción o respuesta del mismo ante ciertas influencias externas.  De esta forma el valor de impacto viene dado por la diferencia entre el valor final del uso una vez asignado, con respecto a sus valor inicial (antes de asignar el uso).  Luego, término de impacto utilizado no debe confundirse con los procedimientos que se siguen cuando se realiza un estudio de impacto ambiental para ciertos proyectos o actividades que establecen los instrumentos legales de cada país, los cuales tienen sus propias metodologías de identificación, valoración y análisis. Por ello es importante considerar que:

·       El territorio puede tener diferentes reacciones ante un uso.

·       Un mismo tipo de uso puede generar efectos diversos según de medio al cual se asigne.
Tanto los impactos como la vocación son susceptibles a valorarse para cada uso (como la valoración se basa en cualidades del medio, su caracteres es cualitativos) a través de matrices y estas valoración puede traducirse en clases de impactos y clases de vocación puede traducirse en clases de impactos y clases de vocación o aptitud. En estos casos las matrices y mapas de impactos brindaran significativa información sobre la compatibilidad entre el uso del suelo y el medio ambiente, mientras que la vocación o aptitud expresará el grado de acogida que tiene el medio ambiente de un territorio para determinados uso.
Nivel de idoneidad
La idoneidad en el uso busca un equilibrio ambiental que viene expresado por los estados resultantes de los impactos y la vocación.  Un grado óptimo de equilibrio entre la vocación y los impactos estaría dado por el mayor grado de vocación del territorio a determinados uso, con el mínimo nivel de impacto.
Ahora bien, es evidente advertir que el máximo grado de vocación se consigue asignado o seleccionado aquellos usos cuyos niveles de vocación con los atributos ambientales son los más elevados.  Eso se traduce en seleccionar en cada unidad de estudio aquel o aquellos usos que adquieren valores más altos de vocación.  Mientras que el nivel mínimo de impacto se consigue seleccionando en cada unidad de estudio aquel o aquellos usos que adquieren valores más bajos de impactos.
Otra lección importante del método, es que permite apreciar cuales son los usos que más se apartan de la vocación o que mayores impactos generan. Sin embargo muy pocas veces sucede que el grado óptimo de equilibrio existe en todas las unidades de estudio. Se pueden presentar los siguientes casos:
1.      Puntos con vocación para una sola actividad, o sea puntos donde coinciden la máxima vocación y el mínimo impacto.
2.      Puntos aptos para varias actividades, que pueden ser compatibles (pueden coexistir) por el mínimo nivel de impacto.
3.      Puntos aptos para varias actividades que pueden ser incompatibles (No pueden coexistir) por el máximo nivel impactos.
El procedimiento permite cualificar los equilibrios antes de asignar nuevos usos, sin embargo al asignar nuevos usos no permite valorar la evolución de este equilibrio en el tiempo.  La valoración se puede realizar a partir de escalas cualitativas, a las que se les asigna un valor o peso de importancia, asociados a rangos numéricos.  En las siguientes tablas se desarrolla un ejemplo sobre construir la matriz de valoración entre la capacidad de acogida, el uso actual y el nivel de impacto.
Tabla: Ejemplo de una matriz de valoración de la vocación entre los atributos y los uso
Atributos
Uso del suelo
1
2
3
4
5
6
n
V
R
V
R
V
R
V
R
V
R
V
R
V
R
Ruidos














Niveles Ldn menores de 35 db (A)














Niveles Ldn entres 35 a 60 db (A)














Niveles Ldn mayores de db (A)














Pendientes del suelo














Menor de 2 %














Entre el 2 % y el 5 %














Entre el 6 % y el 10 %














Entre el 10 % y el 15 %














Entre el 16 % y el 25 %














Entre el 26 % y el 35 %














Entre el 36 % y el 45 %














Mayores del 45 %














Capacidad agrologica de los suelos














Clase I














Clase II














Clase III














Clase IV














Clase V














Clase VI














Clase VII














Atributos n














Valores promedios (2)














Grado de vocación del uso (3)














Nivel global de vocación


Tabla: Ejemplo de una matriz de valoración de los impactos entre los atributos
Atributos
Uso del suelo
1
2
3
4
5
6
n
I
R
I
R
I
R
I
R
I
R
I
R
I
R
Ruidos














Niveles Ldn menores de 35 db (A)














Niveles Ldn entres 35 a 60 db (A)














Niveles Ldn mayores de db (A)














Pendientes del suelo














Menor de 2 %














Entre el 2 % y el 5 %














Entre el 6 % y el 10 %














Entre el 10 % y el 15 %














Entre el 16 % y el 25 %














Entre el 26 % y el 35 %














Entre el 36 % y el 45 %














Mayores del 45 %














Capacidad agrologica de los suelos














Clase I














Clase II














Clase III














Clase IV














Clase V














Clase VI














Clase VII














Atributos n














Valores promedios (2)














Grado de vocación del uso (3)














Nivel global de vocación


Observación a las matrices anteriores
1.      Solo se han considerado en el ejemplo algunos atributos y algunos usos.  El procedimiento debe aplicarse para la mayor cantidad de uso y atributos posibles, lo que permitiría definir una mayor cantidad de rangos para la capacidad de acogida.
2.      Las claves son las siguientes:
3.      V significa nivel de vocación o aptitud, para este caso se han tomado tres valores: 1 no existe vocación, O el uso esta reñido con el atributo. 2 existe vocación entre el atributo y el uso, pero se requieren condicionantes o restricciones de uso. 3. Existe una máxima vocación entre el atributo y el uso.
4.      R se refiere al uso actual. En este caso no sean valorado.  Se pueden asignar escalas similares a la vocación. Por ejemplo: 1 el uso actual no se corresponde con la vocación. O el uso actual esta reñido con el atributo. 2 El uso actual se pudiera adaptar a la vocación, pero puede generar importantes impactos.  3 Existe correspondencia entre el uso actual y la vocación.
5.      I significa importancia de los impactos negativos que se generan como consecuencia de la desviación entre el cambio o asignación de uso.  En este caso no se ha valorado se pueden asignar escalas similares a la vocación. Por ejemplo: 1 cuando el uso actual puede estar generando significativos impactos con respecto a la vocación. O los impactos causan degradación del recurso.  2 los impactos generados por el uso actual sobre la vocación son importantes pero se pueden mitigar. 3 la importancia de los impactos negativos generados entre el uso actual y la vocación es poco significativa.
Con los resultados de la matriz anterior se pude obtener significativa información sobre:
·       La vocación o aptitud del territorio para ciertos usos.
·       El grado de desviación entre el  uso actual y la vocación del territorio.
·       La importancia de los impactos generados por la asignación de usos y la desviación entre el uso actual y la vocación.
Con los niveles de vocación y de impacto se analizan los niveles de equilibrio que generan o podrían generar los usos del suelo en el territorio, así por ejemplo:
Tabla: Relación vocación versus impactos

Valor medio de la compatibilidad real
1
2
3
Valor medio de importancia de los impactos
1

No hay equilibrio. Existe muy poca compatibilidad entre el atributo y el uso.  Los usos predominantes son incompatibles con los atributos del territorio. Deben adoptarse estrategias de adecuación de usos y/o restauración territorial.
Predominan usos que son compatibles con los atributos, pero se requieren restricciones en el uso.  Los impactos que se generan son poco significativos. Se necesitan estrategias de conservación.
Hay equilibrio. Es la situación óptima. Alta compatibilidad entre el uso y los atributos del territorio y los impactos que predominan son poco significativos.
2

No hay equilibrio. Los usos predominantes son incompatibles con los atributos del territorio se necesita adaptar usos como estrategia para reducir impactos y/o reducir impactos mediante la restauración ambiental.
Hay equilibrio. Se podrían reducir algunos impactos o hacer compatibles algún uso. Es recomendable la conservación como estrategia para reducir impactos.
Hay equilibrio. Deben controlarse los impactos.
3

No hay equilibrio. Es la situación mas critica. Las estrategias deben basarse en la restauración y la adecuación de uso.
Aunque predominan usos que son compatibles con los atributos.  Los niveles de impactos pueden ser significativos hay que reducir impactos mediante la restauración territorial.
Hay equilibrio. Pero se necesita reducir los impactos mediante la restauración territorial.

Es importante significar que las escalas de valoración puede tener mayores rangos de amplitud para adaptarse a realidades particulares del estudio (Línea Base, Caracterización y Diagnostico Integral Multidimensional –DIM-) A partir de este procedimiento se pueden determinar los uso que ambientalmente estarían equilibrio con el territorio, así como los aspectos claves que deben condicionar cada uso.
Valoración de las vocaciones y los impactos generados por los uso del suelo de infraestructuras en el territorio
Ciertos tipos de usos generan importantes infraestructuras de trascendencia territorial, pero que al mismo tiempo guardan relación con porciones del territorio más pequeñas. Eso significa que la trascendencia ambiental de ciertos usos en la escala territorial puede repercutir en el ámbito del sitio o los sitios donde se sitúan las infraestructuras que componen esos usos.
Durante los trabajos de planificación ambiental, evaluación de impactos o estudios de micro localización de actividades, se suele requerir un análisis territorial del uso del suelo con mayor precisión para los principales tipos de infraestructuras que forman parte de ciertos uso.  La precisión viene dada por el hecho de que el territorio objeto de estudio, para estas infraestructuras suele ser mucho menor y porque cada tipo de infraestructura tiene repercusiones ambientales específicas en el territorio. Por ello se ha considerado como mayor grado de detalle el análisis ambientales del uso del suelo para los siguientes tipos de usos:
·       Excelente o máxima aptitud 5 puntos.
·       Buena aptitud 4 puntos.
·       Regular (existe aptitud con restricciones) 3 puntos
·       Malo (no existe aptitud) 2 puntos.
·       Muy malo 1 punto.
El indicador de aptitud de localización es una expresión de idoneidad pero no refleja las interacciones o efectos causados por el uso.  Esta interacción o efecto se puede medir a través de un segundo indicador de impacto.
Tabla: ejemplo de un histograma para determinar el indicador de aptitud de localización de infraestructuras
Indicador de aptitud de localización

Atributos
Valor










Escala
Peso (p)
Frecuencia (f)
(e*p*f)
(p*f)
5
1



4
2



3
3



2
4



1
5



Totales
Valor del indicador (e*p*f) / (p*f)

Significado de la evaluación:
·       Valores mayores de 4 significan que el territorio tiene una alta aptitud para el uso (Clase IV).
·       Valores entre 3 y 3.9 significan que el territorio tiene aptitud para el uso con ciertas restricciones para el uso (Clase III).
·       Valores entre 2 y 2.9 significan que el territorio tiene muchas restricciones para el uso, lo que induce poca aptitud y es poco aceptables el uso (Clase II).
·       Valores menores de 2 son muy poco aptos para el uso en el territorio (Clase I).
(3)    Bibliografía:
·       Beck, U. (1992). Risk Society; toward a new modernity. Sage Publications, London, Inglaterra.
·       Birdasall, N., Kelley, A.C. y Sinding, S. W. (ed.) 2001, Population Matters: Demographic change, economic growth, and poverty in the developing world. Oxford University Press, New York. EE.UU.
·       Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente –PNUMA- (2002). Iniciativa latinoamericana y Caribeña para el desarrollo sostenible. Primera reunión extraordinaria del foro de Ministros de Medio Ambiente, Johannesburgo, Sudáfrica.


Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido al BLOG del Planificador Municipal, por favor deja tu mensaje: