martes, septiembre 22, 2009

ANTECEDENTES HISTORICOS Y EXPERIENCIA DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL EN GUATEMALA

ANTECEDENTES HISTORICOS Y EXPERIENCIA DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL EN GUATEMALA

Compendium elaborado tomando como base el documento de la Arq. Elizabeth Maldonado Del Cid, por el D.Sc. Marvin Melgar Ceballos Especialista Internacional en Gestión y Ordenamiento Territorial

1. Antecedentes historicos del Ordenamiento Territorial
Los antecedentes históricos del Ordenamiento Territorial proceden del “Urbanismo” que es la disciplina cuyo elemento de estudio son las ciudades, con el objetivo de ordenar sistemas urbanos. Hipódamo de Mileto (500 A.C.) considerado como el primer urbanista de la historia hizo el primer plan urbanístico en “El Pireo”, el puerto de Atenas; en el siglo XV, Felipe II utiliza ideas urbanísticas en las “Leyes de Indias” y en Europa también se fundan ciudades, con claros conceptos urbanísticos. El urbanismo se utilizó para designar los fenómenos de ordenación urbana, sin embargo el urbanismo fue desplazado por el concepto de “Ordenamiento Territorial” al referirse a suelos extra urbanos, intereses extra locales protegidos por instancias estatales en cuanto a defensa nacional, carreteras, medio ambiente y otros.
En la segunda mitad del siglo XIX surge como antecedente conceptual al OT el “Higienismo” el cual consideraba la enfermedad como un fenómeno social que abarcaba todos los aspectos de la vida humana. El higienismo cobró fuerza en las regiones donde el capitalismo crecía, paralelamente a la industrialización la cual generó tensiones sociales reclamando medidas correctivas debido a conflictos como la penuria residencial y la insalubridad. Debido a esto en Londres se creó la Comisión Real Británica en 1855 y Nueva York se instalaron en 1894 y 1900 dos sucesivas comisiones para mejorar las condiciones urbanas. Se crearon y ampliaron instrumentos públicos para ordenar el territorio urbano, desde finales del siglo XIX y especialmente en el primer tercio del siglo XX los asuntos que marcaron la práctica urbanística y de ordenamiento del territorio fueron:
a) El establecimiento de límites al crecimiento de las ciudades y la descentralización.
b) La instrumentación del zoning o zonificación.
c) La consideración de la ciudad como un agregado de unidades de vecindad.
d) La región como ámbito de planificación física y alternativa a las metrópolis.
Urbanistas sobresalientes: Arturo Soria que en 1894 formuló la ciudad lineal para Madrid y Ebenezer Howard que en 1898 formuló el concepto inglés de garden city, tenían en común el combinar las ventajas de la ciudad con las del campo, a fin de crear espacios sanos, para lo cual propusieron “morfologías urbanas de baja densidad edificatoria” La concentración urbana se ampliaba y esto originó necesidades de movilidad de las personas y las mercancías, proceso facilitado por los sistemas de tranvías, trenes y autobuses. Las ciudades se extendieron rápidamente, esto alentó la formulación de nuevos conceptos.
Patrick Geddes publicó en 1915 Cities in Evolution, donde acuñó el término conurbación, teoría marcada por la expansión de núcleos urbanos que, al desbordarse, se agregaban a otros y así el fenómeno adquiría un carácter regional, desde aquí, se incorpora el pensamiento urbanístico de la interrelación de la ciudad con el territorio y su planificación integrada, usada en los años veinte y treinta en Gran Bretaña y los Estados Unidos. El concepto urbanístico regional se fortaleció a través de las herramientas de planificación, de aquí surge la “zonificación” o “zoning”, como en 1916 en Nueva York donde se incorpora el modelo alemán de 1891 probado en Frankfurt, consistía en asignar y regular usos del suelo previa subdivisión del espacio interurbano y el control de la altura de los edificios.
Después surge el “criterio de homogeneidad” instrumento para ordenar el territorio con la visión de integrar las escalas urbana y territorial. En Gran Bretaña se elaboran esquemas de planificación regional, como los de Doncaster con objetivos de política de desarrollo económica regional. Francia es el país que más ha cultivado esta modalidad.
En América Latina se observa también una discontinuidad, 1970 existe un primer intento por la institucionalización del ordenamiento territorial, principalmente en Venezuela, México. Argentina y Cuba, después en la década de 1990 se suman las Iniciativas de Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Uruguay. La ruptura en la década de 1980 fue debido a la crisis económica generalizada que inhibió las iniciativas públicas. Venezuela fue el primer país en aprobar su Ley Orgánica de OT en 1983 de Latinoamérica. La visión global del OT latinoamericano se intentó construir en 1989, como resultado del interés de la región por definir una posición global sobre el problema del medio ambiente y el desarrollo, para presentarla en la Conferencia de Río realizada en 1992.
A finales de los años 80, se prepararon las bases de una estrategia de ordenamiento territorial, incluyendo un conjunto de lineamientos generales para políticas de desarrollo urbano, desarrollo rural, asentamientos humanos y protección del medio ambiente. Como parte de este esfuerzo, se logró identificar la información disponible y organizar una base de datos estadísticos y cartográficos sobre los componentes básicos del ordenamiento territorial: población, recursos naturales, infraestructura, servicios, amenazas y riesgos a la vulnerabilidad del territorio. En estas experiencias, el límite más evidente fue la deficiente cantidad y calidad de la información disponible. Durante los años 90 la situación mejoró con el establecimiento y desarrollo de bases de datos y digitalización de mapas sobre aldeas, cuencas, vegetación, etc.
2. El Ordenamiento Territorial en Guatemala
A través del tiempo, se ha realizado muchos esfuerzos por planificar el desarrollo socioeconómico rural de la comunidad Guatemalteca. Ordenamiento Territorial, algunos ordenamientos urbanos se han podido concretizar y aplicar. Sin embargo lo relacionado con el área rural no han dejado de ser estudios y estudios que de uno a otro gobierno son retomados con nuevas inquietudes pero con el sello de otro gobierno, todos se han desarrollado apegados a las políticas públicas, sin embargo siempre cubren un breve período.
Con el ordenamiento territorial la meta mayúscula es lograr el aprovechamiento económico, con base en lo biofísico (físico-biológico-natural) armonizando en lo más favorable a la social, en la plena realización de las necesidades individuales y colectivas.
Como premisa general, se han planteado lograr las condiciones de vida que garanticen la salud, educación y el empleo en un medio ambiente productivo competitivo y sustentable con equidad de género, para una vida digna en un ambiente armónico, con calidad de vida la cual merece y a la que tiene por derecho la población y con más énfasis en apoyo a los grupos desarraigados de atención especial, circunstancias actuales que son el resultado de la evolución histórica, cultural con limitaciones que impone por sí misma la naturaleza y que requiere de una planificación local-municipal.
Históricamente, para estos cambios se ha partido de modelos de desarrollo económico transferidos de países industrializados a los países en vías de desarrollo como el nuestro con énfasis en el área rural, nunca olvidaremos lo que prevaleció en nuestro medio en la década de los años΄60-΄70.
Este enfoque se conoció ecológicamente como la “Revolución Verde” caracterizado por las actividades productivas no aplicables a nuestro recurso tierra requiriendo de la aplicación de paquetes tecnológicos, con el incremento del uso de insumos agropecuarios, semillas mejoradas, herbicidas, fertilizantes, insecticidas etc.
El uso de estas tecnología, provocó el desplazo de las técnicas autóctonas que dirigían los ancianos de las cofradías Mayas por medio de las cajas agrarias (existe en algunos áreas remotas del departamento de cobán), manejadas con filosofía y mística de acuerdo a su conciencia holística o integral de los sistemas criollos en un orden natural y cosmogónico.
Nos saldremos brevemente del tema para explicar como funcionaban las cofradías mayas, las que se desarrollaban en lo que por hoy llamamos redes, las que ancestralmente integraba un límite máximo de 20 familias, en una estructura política donde el consejo de ancianos para elegir a la persona indicada como jefe calificaba como característica principal a la persona más exitosa en su vida integral, es decir el de mayores valores éticos y morales, y quedar comprometido con el desarrollo integral de la comunidad, dar cuenta de toda administración y gestión abierta a ese consejo y hacer las celebraciones tradicionales de 3 días de fiesta invitando a todos los integrantes de dicha organización con los medios económicos de su bolsa.
La caja agraria, consistía en un fondo anual depositado por cada una de las familias de esa cofradía, consistente en un porcentaje económico resultado del diezmo del 20% de los productos vendidos de las tierras de cada familia, del 10% de los productos de cada sitio o terreno, el 100% de los astilleros comunales y del trabajo obligado según calendario por familia para trabajar en los astilleros. A cada fin de año se discutía los rendimientos de la distribución de la caja agraria para su reprogramación de próximo presupuesto, el cual consistía en un porcentaje del total para emergencias de salud, salud programada, giras, de aprendizaje de otras cofradías, educación obligada a las familias de la comunidad que consistía en llegar al tercer año de primaria (esto lo impuso un presidente y quedo en forma cultural) premiación a seguir con mas estudiosos fuera del área a estudiantes exitosos de la cofradía, quedando comprometidos a apoyar su economía como cofradía.
Así también un porcentaje para lo productivo, resolver problemas de plagas en cultivos, rescate de mejoramiento de semillas, hacer pequeños viveros y porcentaje en lo administrativo.
Con toda ésta nueva revolución indiscutiblemente para tierras de vocación agrícola, se introdujo labores culturales inadecuadas a la capacidad del uso de la tierra, siendo nuestro medio de “Vocación Forestal” y que asciende aproximadamente a un 70 por ciento en Guatemala.
Estas prácticas no funcionaban y a la vez se daba el crecimiento poblacional, lo que implicó la creación de corredores de mano de obra en busca de trabajo, propiciando en el indígena-campesino el crecimiento acelerado de la frontera agrícola, con la tala indiscriminada de bosque, lo que fue provocando el mal manejo y sobre uso del suelo, degradación de tierras deforestadas que provoca erosión acelerada, mal manejo de cultivos, pesticidas y/o sobre pastoreo; agravada situación por las consecuencias del agotamiento del agua por explotación sin control en diversos tipos de aprovechamiento y su mala calidad desde el punto de vista químico y físico al absorber vertederos de desechos sólidos y líquidos contaminados, mayormente donde existe la letrinización sin control de afección en los mantos freáticos.
Lo que repercute en producir degradaciones de suelos áridos, salinidad, cárcavas, deslizamientos, erosión hídrica con incremento de sedimentación de embalses, ríos, pérdida de fertilidad de los suelos y afección a la salud del poblador.
Esta degradación y contaminación tiene fuerte influencia sobre la extinción de flora y fauna y bajos rendimientos de los cultivos, pero sobre todo en las partes altas de las cuencas puede provocar cambios significativos en el régimen de escurrimiento superficial y de percolación del agua que afectará a futuras generaciones, de modo que todo el ecosistema conformado por el hombre y los recursos naturales suelo, agua, bosque, flora, fauna, comenzará a perder capacidad de supervivencia y sustentabilidad.
Paralelamente a éste proceder por falta de coordinación gubernamental, se fueron diseminando diversidad de instituciones u organismos internacionales y ONG´s que fueron fortaleciendo otros sectores de producción creciendo en forma desordenada y agravando aún más el deterioro ambiental.
Otro factor, que ha incidido en el medio, es no trabajar con filosofía de estado apoyados en políticas públicas, lo que ha provocado incredibilidad para la población con los estudios de macro planificación, los cuales varían de un gobierno a otro o el que los organismos internacionales trabajen sin coordinación en instituciones encargadas de la planificación departamental rural como SEGEPLAN, o el gobierno mismo al no coordinar proyectos interinstitucionales; así como la formulación de estudios, programas o proyectos sin la participación directa de los usuarios representados en los Consejos Municipales de Desarrollo de las comunidades.
El propósito de la planificación, no solo debe de ser reparar los daños ambientales que se han producido, sino también se debe de prever y evitar los que se pueden producir, como consecuencia de los planes que se desarrolla territorialmente sin tener el enfoque integral.
En la planificación es necesaria una visión integral de macro planificación a corto, mediano y largo plazo y viceversa en el Ordenamiento Territorial (OT) por ejemplo: se comete un grave error con las decisiones unisectoriales, por ejemplo: con la localización de rastros a nivel local o Municipal; ya que una decisión y manejo del mismo, es tan trascendental debe de tomarse a nivel regional territorial e interinstitucional específica de áreas de mayor producción ganadera y normarse ambiental e interinstitucional su distribución.
Otro ejemplo es la existencia de áreas sísmicamente falladas, donde el ordenamiento del uso del suelo, debe de ser restringido a la edificación industrial y más aún en el uso residencial, debiendo de diseñarse planes de manejo normando el uso para reforestación o recreación activa o pasiva.
Actualmente en el país, existe una cobertura del cultivo de café con sombra, conocido técnicamente como cultivo perenne con la función de protección de la fisiografía montañosa en cotas arriba de los 1000 msnm.
Sin embargo en el mercado internacional, para éste producto de sobre mesa, se dio el problema circunstancial, de la baja de precios, lo que puede provocar el cambio del uso del suelo de cultivo perenne a cultivo agrícola, convirtiendo de ésta manera un área de ecosistema en riesgo por cultivos anuales que desprotegen el suelo.
En el caso hipotético, de propietarios de esa tierra con una visión sustentable y cambiaran ese cultivo de café, aún por el cultivo perenne de aguacate, se generaría una desproporción del mercado con una producción masiva y desordenada en varias regiones del país, esto implicaría una baja de precios del aguacate; por lo que nuevamente se estaría en el mismo problema (mayor problema de degradación se generaría si se cultivara maíz).
Al existir un Ordenamiento Territorial (OT), los planes de manejo en el agro reglamentarían y manejarían con asesoría técnica la productividad y comercialización en zoneamientos de cultivos, para especializarlos regionalmente de acuerdo a su aptitud productiva, tecnológica y sustentabilidad del recurso tierra. En este nuevo siglo, se sigue la tradicional planificación de programas específicos unisectoriales y no lo realiza en coordinación interinstitucional gubernamental, los organismos internacionales deben de administrarse municipalmente y su población por medio del instrumento de los Consejos Municipales de Desarrollo COMUDE. Los esfuerzos por establecer una planificación coherente, llevaron a la innovación de un manejo de un 68 capas o desplegado de mapas a nivel de reconocimiento a escala 1:250,000.
Esto fue en su momento un gran paso en la planificación; aunque a la fecha no establece una información homogenizada por consenso interinstitucional entre Universidades, INE, MAGA, SEGEPLAN y ser dirigido por entidad rectora del IGN, basta con preguntarse como es posible que exista un mapa de zonas de vida a escala 1:250,000, si la realidad es que la única base de esta información en mapeo que existe es a escala a escala 1:600,000, esto quiere decir que solo se amplia el mapa de una a otra escala (claro que la excusa es que existe otro parámetros climatológicos pero eso es solo para especialistas en el ramo y no es sano que otros asuman inferir en esa información), por lo que no existe ese mapa a nivel nacional a escala 1:250,000 (así como éste existe otros mapas en similar situación como los geológicos).
El ordenamiento Territorial (OT) identificaría técnicamente éstos vacíos de capas del SIG y normará como realizar a nivel nacional las capas a nivel local-municipal para identificar claramente las políticas estratégicas o planes, programas y proyectos en sus etapas de prefactibilidad y factibilidad. Esto determinará que a la vez se que se realice un OT conlleve una sistematización que describa el proceso metodológico (métodos, herramientas, técnicas, criterios asumidos) y establezca los vacíos en la ejecución del OT técnica, administrativa, política y jurídicamente.
A nivel de Sur América cada país posee un Ordenamiento Territorial Nacional, Regional y Municipal, algunos de éstos países han llegado más haya con un Ordenamiento Ecológico Territorial y de Sistemas Ambientales, con una planificación con visión de estado pero los Guatemaltecos no tenemos una esa línea basal: Aún así, si lo realizáramos el OT a nivel municipal ¿Hacia donde vamos, sin una base de macro planificación o macro visión de Estado?
El Ordenamiento Territorial Nacional, Regional, Departamental, Municipal-local; implica un instrumento para realizar un proyecto de planificación con visión de Estado, que parte del potencial y obstáculos de los recursos naturales, que involucra instituciones y sociedad en las dos vías y diferentes niveles de planificación de lo Nacional a lo local, en integración con lo Centroamerico-fronterizo, Empresa privada productiva, ONG´s, intergobernabilidad, política, sociedad civil organizada urbana-rural-local.
El OT integra las relaciones sociedad-natura, así también en el tejido social con los grupos xinca, garifuna, ladino, así como el empoderamiento participativo, aprovechando la conciencia holística en un orden natural y cosmogónico ancestral de los mayas, y sus lecciones aprendidas por las prácticas de tecnología apropiada como herramienta aplicada a otros casos, ejes temáticos, la globalización horizontal y verticalmente fomentando el diálogo, la opinión y discusión de la problemática y propuesta o consenso de soluciones en los niveles integral, multi e interdisciplinario y académico participativo de las Universidades a nivel local-municipal.
Es un instrumento sustentable que integra las políticas de Desarrollo Humano y que supera la visión sectorial, ampliando un campo de las ciencias físico-natural como de las disciplinas socioeconómicas, para una comprensión sistemática de la sociedad y el espacio, siendo resultado de la interacción de decisiones político institucionales, la dimensión ambiental, cultural, económica y social, con la técnica del Sistema de Información Geográfico SIG que da margen a actualizaciones anuales según las necesidades de escalas, integrando los siguientes parámetros:
· El principio de Derecho y el de legalidad constitucional exigen, que los planes de ordenamiento se ajusten a la norma jurídica Territorial de los Consejos de Desarrollo, según reza la Constitución de la República.
Sabemos que como inicial ante todo tipo de metodología, es de suma importancia un buen diagnóstico por el análisis que debe de basarse en los parámetros espaciales y temporales del aspecto biofísico, manejado e identificado en capas del Sistema de Información Geográfico SIG con las variables e indicadores de los recursos naturales, para identificar sus potencialidades y problemáticas) e integrarlo con las variables e indicadores del aspecto socioeconómico, llevándolo a escalas Municipales en el nivel detalle a escalas de 1:20,000, 1:10,000 y 1:2,000
· Ordenar las actividades productivas y sociales sobre un espacio territorial.
· Establecer el procedimiento del Ordenamiento Territorial.
Los alcances iniciales del proyecto es nivel técnico como función primaria establecer el OT y como secundaria el Desarrollo institucional y su gobernabilidad que incluiría el desarrollo de una nueva metodología de OT a nivel local-municipal, aplicable con el resultado de obtener un instrumento de unidad de zoneamiento o unidad territorial.
Esta modalidad requiere de la aplicación de capacitación y educación ambiental requerida.
Estos parámetros son el instrumento fundamental para crear un nuevo sistema de valores, para que el hombre se hermane, responsabilice y pueda subsistir como especie, con calidad de vida, desarrollando así una ética con respecto a los recursos y a los ecosistemas que lo conforman.
Siendo el análisis del territorio la base y el objetivo fundamental la reducción de las disparidades del desarrollo regional con la integración económica y social territorial mente para un Desarrollo realmente Humano, por medio de sus orientaciones y precisiones, permite concretar las inversiones de capital para acelerar o provocar ciertas actividades, evitando la duplicación de inversiones en obras y medidas regulatorias y por ende evitar la anarquía en el uso de la tierra y de otros recursos naturales, maximizando la transformación de energía, la productividad y el impacto cultural en el medio ambiente.
Tomando así relevancia fundamental el Programa único de inversiones del Estado, como instrumento idóneo de la Administración para dar cumplimiento al plan, con un marco de referencia para todas las decisiones administrativas de corto, mediano y largo plazo, coadyuvantes al logro de sus objetivos.
Tendrá que contener un programa con presupuesto de inversiones y la especificidad de las obras y actos administrativos a realizar en plazos predeterminados, señalando los logros a alcanzar a través de metas cuantificables que permitan ser evaluadas, éste programa no es un catálogo de obras a construirse en plazos determinados, sino una fase de menos plazo en la tarea continua de una planificación realmente integrada en todos los niveles horizontales y verticales sociales.
Definitivamente la concreción del proceso de planificación del Ordenamiento Territorial requiere, de un sistema permanente de vigilancia y control por parte de una organización institucional (interinstitucional, ONG΄s y sociedad civil) responsable en la investigación, planificación, implementación y vigilancia, conformado por diferentes niveles de actuación Administrativa.
· El plan y la organización institucional actuará bajo las premisas de:
· Un órgano del Sistema Nacional de planificación con visión de Nación, regional y municipal e implementación de la política de Conservación, Protección y Manejo del ambiente.
· Ordenar y estructurar el aprovechamiento nacional de los recursos naturales.
· Orientar y coordinar las fuerzas productivas de la sociedad.
El instrumento del Ordenamiento Territorial con la técnica del SIG, se concretaría en la determinación clara y concisa para las políticas estratégicas que favorecerá la distribución espacial equilibrada del bienestar social de una sociedad organizada con educación, salud, infraestructura productiva y oportunidades de empleo por medio del instrumento de planificación del ordenamiento territorial.
Dirigido a evaluar y programar el uso del suelo y el manejo de los recursos naturales en el territorio nacional, regional y municipal, en zonas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción, construcción de ejes viales integrados del espacio, refuerzo de vínculos interurbanos y rurales regionales.
Con un solo propósito, que es la búsqueda de un desarrollo socioeconómico humano sostenible para preservar y restaurar el equilibrio armonioso con calidad de vida y proteger el ambiente. En Guatemala únicamente se ha trabajado “Lineamientos de Ordenamiento Territorial” por medio de una institución gubernamental.
3. Experiencias de Ordenamiento Territorial en Guatemala
De 1979 a 1983. El Ingeniero Agrónomo Marco Antonio Curley García Jefe de la Unidad de Protección de las Cuencas de los Ríos Internacionales de la Dirección de Riego y Avenamiento (DIRYA) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación MAGA, donde los consultores: Ing. Agr. Julio Sandoval master en Recursos Naturales e Ingeniero Agrónomo con especialidad en Levantamientos Rurales Integrales Gilberto Danilo Alvarado Cabrera juntamente con otros profesionales extranjeros de la Comisión Internacional de límites y Agua “CILA” de Guatemala y México, realizaron estudios de Ordenamiento Territorial denominado en ese momento “Estudio Integral a Semidetalle de la Cuenca del Rio Schiate”, “Estudio Integral a Semidetalle de la Cuenca del Rio Usumacinta” estudios según cada cuenca a escala 1:50,000, aplicando la metodología de los sistemas ambientales de unidades de paisaje fisiográficas del cause del río principal de agua en la unidad fisiográfica de la Cuenca Hidrográfica para el desarrollo económico. Un apoyo fue la sobreposición de Mapas de Información Geográfica manuales, de imágenes Landsat y radar, así también para establecer las unidades fisiográficas se fotointerpretó las fotografías aéreas y las interpretadas en la imágenes de satélite que se trasladaron al mapa básico con instrumento fotogramétrico Zonn Transfer, para las cuencas hidrográficas limítrofes de los dos países.

Con este estudio, el propósito fue establecer las relaciones interactuantes en la productividad o limitaciones de los Recursos Naturales para su aprovechamiento y protección en relación a las necesidades socioculturales. Siendo analizado en los aspectos sociales, culturales, económicos, biofísicos y ambientales delimitados por una cuenca hidrográfica como unidad fisiográfica paisajista que corresponde al área de acopio de un sistema de agua definidos por el relieve del área y a la vez pudieran delimitarse por el área político administrativa municipal y/o departamental.
Los mencionados estudios requirieron un trabajo arduo, que conllevo otros estudios base a nivel nacional, apoyados económicamente por FAO/UNESCO y el Sistema de Clasificación Taxonómica (SoilTaxonomy), los resultados fueron exitosos al realizar y rescatar y revisar mapas de zonas de vida de Hodridge, Series de Suelos del estudio de Suelos del Dr. Charles Simmons y correlacionarlo al esquema de clasificación taxonómica, clasificación agrológica a escala 1:250,000, leyendas fisiográfica-geomorfológico, ocho clases agrológicas de los mapas de Suelos en Guatemala a escala 1:50,000, clasificar total y distribución por zona fisiográfica, superficie total según municipio por zona fisiográfica, leyenda fisiográfica-edafológica, leyenda fisiográfica-geomorfológico, cobertura vegetal y uso actual de la tierra, leyenda de uso actual de la tierra según la unión geográfica Internacional (UGI), cuantificación del uso actual de la tierra, tipo de cobertura vegetal, unidades de suelos representativos clasificados en el Sistema de la Taxonomía Americana a nivel de sub-grupo, correlación de suelos en el sistema de la taxonomía Americana a nivel de gran grupo en el esquema de clasificación de suelos FAO/UNESCO y la clasificación Francesa, cuantificación de clases agrológicas, uso potencial del suelo, áreas susceptibles de mini-riego, riego y drenaje.
Fue a partir del Gobierno de Lucas que se incumplió con los compromisos y por el cambio de gobierno le dieron fin al proyecto de estudios de las cuencas limítrofes entre de Guatemala y México.
Sin embargo la Organización “CILA” siguió y esto dio lugar a que se desarrollaran estudios de cuencas con enfoque de ordenamiento territorial por parte del INDE. Así también aproximadamente en 1990 AID realizó varios Estudios de Cuencas Hidrográficas Nacionales, con el objetivo de generar información sobre los recursos naturales del país los cuales debió de hacer el INSIVUMEH por manejar las variables e indicadores respectivos.
De 1984 a 1986. El MAGA retomó la responsabilidad en el cambio de gobierno, realizando de nuevo un estudio con enfoque de ordenamiento territorial, denominado “Estudio Integrado de Aéreas Rurales “ EIAR a escala 1:250,000, con Consultores como el Ing. Agr. Marco Antonio Aguilar y el Ing. Agr. Fernández, el propósito fue del mencionado estudio fue establecer las unidades del paisaje holísticas o integrales con los aspectos social, cultural, económico, biofísico y ambiental basado en la metodología análisis de unidades del paisaje como base para los estudios de las Cuencas Hidrográficas Nacionales, el área a cubrir fue la del país excluyendo Petén y la franja de la Costa Sur. Este estudio el que generó información que el MAGA edito en documentos tipo libros con sobre posición de mapas en reducción de información Geográfico.
Definitivamente para éstos análisis se hizo sostenido el banco de datos generados o recabados por la Unidad de Cuencas Internacionales DIRYA del MAGA.
Los resultados fueron sorprendentes porque generó una gran cantidad de desplegado de mapas temáticos y resultados de análisis integrales plasmados en papel calco y un número fuerte de documentos que mostraban los resultados planteados por los objetivos y criterios asumidos en el proceso, lo cual permitió la consulta de planificadores gubernamentales y privados. Algunos de esos resultados fueron mapas de unidades paisajísticas y las regiones ecológicas naturales; características de las unidades bioclimáticas y referidas a listados de grupos de cultivos de esas unidades; documentos referidos a mapas sobre especies por requerimiento de clima y suelo.
De 1989 a 1991. El Arq. Roberto Morales Juárez con master Science en Ecología, acepto el reto de dirigir un proyecto específico como primer Asistente Principal Coordinador del Proyecto ATP en su propio país, con Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD-SEGEPLAN proyecto: “Apoyo a la Planificación del Desarrollo Regional” a nivel nacional, bajo el enfoque de un ordenamiento territorial a nivel de reconocimiento escala 1:250,000. La información del estudio del EIAR fue aprovechada para éste estudio.
Siendo uno de los primeros proyectos de Guatemala que aplica el sistema de información geográfico (SIG) con software como el Atlas, Idrissi, Ales e imágenes satelares Landsat para mapeo de la totalidad del país y Tosca para la base de datos.
El equipo multidisciplinario que conformó el estudio fueron consultores Guatemaltecos y dos extranjeros, aplicando metodologías de los sistemas ambientales con los siguientes resultados:
Un Manual de Capacitación en la temática “Análisis de Recursos Naturales para su Integración”, describiendo la clasificación de Regiones Fisiográficas a nivel nacional y por primera vez en Guatemala, se baja a los niveles de gran paisaje y paisaje describiéndolo en un solo mapa en formatos digital, manual y en impreso a escala 1:250,000 (unidades donde se analiza el patrón cultural dominante de utilización presente y futuro sobre el patrón físico-biológico).
Mapas en formato digital e impresos de unidades de Paisaje en su estado natural e integrado a municipio, departamento y las VIII regiones del país a escala 1:250,000.
Los mapas de Unidades de Paisaje integrado con la cobertura vegetal natural, cultural y el uso actual del territorio (integrado al análisis socioeconómico).
Ocho documentos conteniendo la descripción de la Caracterización Regional a nivel General (por región, departamento, municipal y unidades del paisaje).
Ocho mapas en formatos digital e impresos a escala 1:250,000 con la Caracterización Regional a nivel General.
Base de datos de la aplicación del Tipo de Utilización de Tierras TUT de las Unidades de Paisaje por priorización de características de la tierra con cualidades agro ecológicas.
En nuestro medio, fue un éxito mayúsculo e incluso Colombia se interesó por esta información, al investigar y determinar una base de datos de los requerimientos de 500 cultivos tradicionales, forestales, ornamentales y medicinales.
Otro resultado de gran impacto, fue la aproximación a un ordenamiento territorial a nivel de macro planificación, aplicando el software de Evaluación de Tierras de “Confrontación y armonización” en el que se empatan Aptitud de Tierras versus requerimientos de cultivos.
El resultado fue georefenciar los zoneamientos de tierra, donde tienen la aptitud de desarrollo agroecológico con el menor uso de insumos artificiales, en el manejo más idóneo y el costo-beneficio cuyo fin es aplicar una equidad social y eficiencia económica, dando como resultado alternativas verdaderas de cultivos tradicionales con un manejo sustentable del recursos natural.
El proyecto fue un verdadero reto y fue exitoso por sus múltiples resultados, los que bajo diferentes dinámicas se expusieron interinstitucional mente, siendo altamente valorados a nivel de la planificación regional de SEGEPLAN y ONG’s o Empresa privada como la Asociación de Estudios Sociales y Económicos ASIES quien convirtió y utilizó la Caracterización Regional a nivel General en Caracterización Regional Ambiental e Industrial.
1993. El MGA y AID une esfuerzos para editar y publicar el documento “El Manejo de Cuencas en el proyecto de Desarrollo Agrícola de Guatemala” como sinónimo de Ordenamiento Territorial. El objetivo es apoyar la capacitación dirigida a técnicos como a productores, con el propósito de llenar el vacío de entendimiento sobre la planificación integral de las Cuencas Hidrográficas respecto a tener una visión amplia en el manejo de los recursos naturales sustentablemente y que se entiendan los factores sociales y biofísicos como parte integral del complejo manejo de los recursos utilizando la cuenca como unidad fisiográfica de planificación.
De 1989 a 1995. Surgió un proyecto impactante en relación a la información base para un ordenamiento territorial a nivel Nacional en nuestro país coordinado por el Ing. Agr. Oscar A. Gonzáles H., el “Plan Maestro de Riego y Drenaje”, integrando un equipo interdisciplinario PNUD-DIRYA del MAGA.
El enfoque general de la formulación del Plan fue orientado a evaluar el potencial existente en el país y las posibilidades para desarrollar la agricultura bajo riego o drenaje desde el punto de vista físico, social y económico, para definir criterios en políticas y estrategias con líneas de acción que el Estado complemente para impulsar el desarrollo integral bajo un modelo de administración de servicios agrícolas y pecuarios con DIGESA y DIGESEPE en materia de riego.
El resultado fueron varios documentos y mapas a escala 1:250,000 manejado con el Sistema de Información Geográfico con el Software del IDRISSI, sobre el potencial altamente productivo hidrológico existente y conversión de manejo en zonas de humedad necesarias para mantener el balance correcto, así como establecer las políticas, estrategias y acciones a implementar en la planificación y modernización, formación del capital humano y conducción para el desarrollo y expansión de la producción agrícola intensiva bajo riego, garantizando la seguridad alimentaria de la población guatemalteca y estimular el ingreso de divisas.
Se desarrollo un desplegado de mapas a escala 1: 500,000 sobre: la división política administrativa por departamento y a la vez las Cuencas Hidrográficas; zonas para desarrollo de riego y drenaje; clases de déficit; área con potencial para riego; áreas con potencial para riego y zonas de desarrollo de riego drenaje; ubicación de embalses INDE; áreas con problemas de drenaje; área cultivable; uso del suelo; potencial del suelo; intensidad del uso del suelo; áreas de uso adecuado, sub utilizado y sobre utilizado (explotado). Documentos: caracterización hidroclimática de Guatemala con fines de riego; hidrología –disponibilidad de agua subterranea; desarrollo del riego y drenaje agrícola en Guatemala y otros documentos. La información referida a las variables e indicadores del concepto “Tierra” fue la base de datos acumulada por años en el MAGA.
De 1994 a 1996. Con el programa de Miniriego de la AID, se ejecutó el proyecto “MICUENCA” de CARE/DIGESA/DIGEBOS en determinadas microcuencas del país, con el enfoque de ordenamiento territorial bajo el concepto del manejo de la micro cuenca y la sustentabilidad de los recursos naturales como retomando un vocablo regional “mi” agua “mis” “yo tengo mis recursos naturales”. La información del estudio del EIAR y el banco de datos del MGA fue aprovechada en este estudio.
De 1993 a 1996. El Consultor Internacional Lic. Detlef Kermann (Alemán), coordinó el proyecto Sociedad Alemana de Cooperación Técnica GTZ-SEGEPLAN “Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial” ENOT con un grupo de consultores Guatemalteco utilizando el insumo del proyecto mencionado “Apoyo a la Planificación del Desarrollo Regional” a escala 1:250,000, aplicando la metodología del paisaje y evaluación de tierras con el respectivo análisis de los aspectos social, económico, cultural, biofísico y ambiental. El objetivo de éste estudio fue tener una referencia de políticas y estrategias de país o regional como base para implementar el “Plan Marco para el Desarrollo del Departamento de Alta Verapaz”
Este proyecto además se apoyó con mapas a escala 1:50,000 y 1:25,000 del Instituto Nacional de Estadística INE e Instituto Nacional Geográfico IGN, la que se actualizó y sustentó con mayor información y aplicando el esquema de Evaluación de Tierras y el SIG con el software IDRISSI, TOSCA, ARC-VIEW, ARC-INFO, los resultados de éste estudio fueron los siguientes:
Un documento que describe la Caracterización, análisis integrado de los aspectos biofísico y socioeconómico, el ordenamiento territorial y políticas regionales denominado “Informe Gerencial de Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial”, conteniendo los respectivos mapas a escala indicada.
El proyecto “Estrategia Nacional del Ordenamiento Territorial” a escala 1:250,000 dio como resultado mapas en formato digital e impresos y los documentos respectivos en referencia a las unidades paisajísticas o territoriales. La base de datos fortaleció la información del “Plan Marco para el Desarrollo del Departamento de Alta Verapaz” PLV a escala 1:50,000.
Tres documentos editados por el Consejo Departamental de Desarrollo Urbano y Rural CODEDUR, Secretaría General del Consejo de Planificación Económica SEGEPLAN y Sociedad Alemana de Cooperación Técnica GTZ: el “Plan Marco para el Desarrollo del Departamento de Alta Verapaz”, Resumen Ejecutivo y un anexo.
Este estudio dio la pauta de una necesidad urgente como inquietud interinstitucional, para hacer el estudio que generara el desplegado de capas o mapas temáticos para homogenizar la información a nivel nacional, claro es que existía información de mapeo a nivel de cada institución o de universidades, sin embargo era incoherente de una institución a otra por lo que las instituciones del MAGA, IGN y la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos la homogenizó y amplio a 68 capas.
De 1999 a 2000, el Consultor Costa Rícense Ing. Javier Saborío con Master Science en Manejo de Recursos Naturales y postgrado en Hidrología coordinó el Proyecto del Centro Agronomía Tropical de Investigación y Enseñanza CATIEE-MAGA “Laboratorio del Sistema de Información Geográfica del MGA” SIG, aprovechando información del proyecto “Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial” ENOT, los resultados fueron:
Establecer el laboratorio SIG-MAGA.
Capacitar a un grupo de estudiantes de Agronomía en Recursos Naturales de la USAC con los software ARC-INFO, ARC-VIEW, Análisis Espacial, Procesamiento de Imágenes ERDAS, Sistema Alex y R2V,
Formatos digitales e impresos a escala 1:250,000 aproximadamente de 68 capas de mapas a escala 1:250,000, constituidos por mapas base, temas biofísicos, sociales y de desastres. Mapas impresos ordenados en un Atlas Geográficos de las 68 capas de mapas a escalas indicadas. Base de datos agroecológica sobre 139 cultivos adaptados a las condiciones del país.
La base de datos del SIG sustentó el estudio prefactibilidad de cinco (5) Cuencas-Subcuencas Hidrográficas estratégicas del país: Naranjo, Sis Ican, Xayá-Pixcayá, Pensativo-Alto Guacalate y San José del Grande de Zacapa, con el resultado de cinco (5) Planes de Manejo en 3 ejes producción, protección Conservación y Prevención mitigación de daños causados por Desastres Naturales.
De 2000 a 2003, Realizaron estudios de Cuencas Hidrográficas la Secretaría de la Presidencia. El Centro de Cooperación Internacional para la Preinversión Agrícola Guatemala-México CIPREDA fortaleció el apoyo para los estudios de Cuencas Hidrográficas por medio del Laboratorio del Sistema de Información Geográfico del MAGA. Otro realizador de estudios que surgió en ese período 2000 al 2004 fue SINAPRE el que actualmente se llama SINAFIP de SEGEPLAN quien realizó 5 estudios de Cuencas Hidrográficas algunas de ellas son la del Río Grande, Petén Itzá, Cuenca Chortí y la de Izabal algunas a nivel de prefactibilidad y otras a nivel de factibilidad.
El MAGA realiza el proyecto “Cuencas Altas” Financiado por el BID, en el Español Ing. Agr. Miguel Duro por medio del Laboratorio del Sistema de Información Geográfico, coordinó los estudios de 5 Planes de Manejo de las Subcuencas Hidrográficas a nivel de prefactibilidad y factibilidad dentro de las que figura la de Xaya Pixcaya, Chixoy, El Naranjo, San José y otras. El producto fueron 5 documentos que incluían mapas en reducción.
En el área de Agua Suelos de la Unidad de Normas y Regulaciones del MAGA, le preocupó ver estudios con resultados sin mostrar criterios o mencionar técnicas o herramientas científicas que respalden los resultados de los documentos, les surge la inquietud de realizar un Manual para la Caracterización y Diagnóstico de Cuencas Hidrográficas que salió al público en Julio del 2000.
De 2000 a 2003. Surge una orientación de planificación interinstitucional coordinada por SEGEPLAN ejecutada por medio del Consejo Departamental de Desarrollo CODEDE básicamente se realiza con los representantes de la Unidad Técnica Departamental UTD, la que fue denominada “Estrategia de Reducción de Pobreza” ERP realizada a nivel departamental ERPD o a nivel municipal ERPM.
La ERP fue lanzada como un ejercicio de planificación participativa y descentralizada con el enfoque de menguar la intensidad y extensión de las causas de pobreza en el departamento, se realizó por medio de sesiones de trabajo constante con la UTD y se sociabilizó por medio de talleres en específico el de diagnóstico, análisis departamental, análisis de viabilidad y de planificación operativa.
La formulación de la ERP consistió en tres fases: de preparación, de formulación y de planificación operativa. Iniciando con el diagnóstico de determinadas variables referidas a determinadas variables de las condiciones y causas de la pobreza, prosiguiendo con la formulación apegado a un análisis matricial de planificación enfatizando los temas del desarrollo por medio de establecer la visión, misión, objetivos estratégicos y operativos del contexto jurídico y político como el que hacer de la sociedad y sus instituciones en lo político, económico, social, cultural, financiero e institucional y concluyendo con la fase de planificación operativa que consiste en la propuesta del POA con los programas y proyectos con el cronograma financiero e instituciones responsables por programa y proyecto y concluye con la orientación del seguimiento, control y evaluación.El ejercicio de las ERP que terminaron al final de período de gobierno, no contó con tiempo para aplicarlas.
2003. MAGA Y CILA unen esfuerzos para hacer un estudio de las Cuencas Hidrográficas entorno al Volcán Tacaná de San Marcos.
2004. La Unidad de Catastro del MAGA conjunta esfuerzos con la Facultad de Agronomía de la USAC para dar una serie de talleres sobre Catastro y su relación y base para el Ordenamiento Territorial. Esta iniciativa tuvo el apoyo de consultores de Holanda, siendo una de ellas la Dra. Ing. Yola Georgiadou, por parte de la Facultad de Agronomía el Mc. ing. Agr. Hugo Tobias y por Catastro el Mc Jean Roch Lebean.
2004 a 2007. Se innova la planificación por la institución rectora SEGEPLAN, implementa la coordinación del Sistema Nacional de Planificación Estratégica Territorial SINPET con el objetivo de interaccionar en el territorio las políticas económicas, sociales, culturales y ambientales para la construcción de un modelo de desarrollo integral, participativo y descentralizado. Se realizó por medio de los actores territoriales representados en el CODEDE por las instituciones gubernamentales, ONG y sociedad civil.
Este planteamiento requiere de un paquete soporte como promover herramientas conceptuales por medio de capacitaciones de las temáticas que implicaron la dinámica estructural territorial; instrumentos técnicos como el marco conceptual del SINPET, programa de sensibilización y capacitación, la metodología de la Planificación Estratégica Territorial PET y la guía de facilitador y el subsistema de información para la Planificación Estratégica Territorial.
Los resultados son: establecer un modelo de desarrollo territorial futuro contenido en un documento formal que fue entregado a las autoridades del CODEDE y accesado por medio de una página web de SEGEPLAN. El documento contiene sintetizadamente la estructura de un trabajo científico que describe los objetivos, la metodología, las fases del proceso y concluye con el mapeo de los proyectos prioritarios, matrices de planificación y las matrices de la preinversión.
Las PET tienen un mayor alcance respecto a la planificación en si y el medio idóneo para realizarlas (CODEDE) y llevan una relación legal de implementación a nivel nacional, pero al igual que las ERP son concluidas a final del período del gobierno, por lo que no contaron con el tiempo necesario para su aplicación. Las PET tienen un manejo integral de los aspectos social, cultural, económico y ambiental, sin embargo se podría inferir que conlleva un enfoque social al manejar el mapeo del Sistema de Información Geográfico referenciado a un diagnóstico, sin embargo está desvinculado del análisis de planificación como proceso y en especial del uso y manejo de la productividad de la tierra sustentablemente (se muestran mapas de los proyectos prioritarios únicamente), se ve claramente que no lleva un enfoque de Ordenamiento Territorial.

4. Marco legal del Ordenamiento Territorial en Guatemala
En términos generales, el Ordenamiento Territorial se ejecuta de acuerdo a “Código Municipal” Decreto 12-2002, presentando el articulado correspondiente al marco jurídico de Ordenamiento Territorial:
CAPITULO II
ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y DESARROLLO INTEGRAL
ARTICULO 142. Formulación y ejecución de planes. La municipalidad está obligada a formular y ejecutar planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral de su municipio en los términos establecidos por las leyes. Las lotificaciones, parcelamientos, urbanizaciones y cualesquiera otra forma de desarrollo urbano o rural que pretendan realizar o realicen el Estado o sus entidades o instituciones autónomas y descentralizadas, así como las personas individuales o jurídicas que sean calificadas para ello, deberán contar con la aprobación y autorización de la municipalidad en cuya circunscripción se localicen.
Tales formas de desarrollo, además de cumplir con las leyes que las regulan, deberán comprender y garantizar como mínimo, y sin excepción alguna, el establecimiento, funcionamiento y administración de los servicios públicos siguientes, sin afectar los servicios que ya se prestan a otros habitantes del municipio:
a) Vías, calles, avenidas, camellones y aceras de las dimensiones, seguridades y calidades adecuadas, según su naturaleza.
b) Agua potable y sus correspondientes instalaciones, equipos y red de distribución.
c) Energía eléctrica, alumbrado público y domiciliar.
d) Alcantarillado y drenajes generales y conexiones domiciliares.
e) Áreas recreativas y deportivas, escuelas, mercados, terminales de transporte y de pasajeros, y centros de salud. La municipalidad será responsable del cumplimiento de todos estos requisitos.

ARTICULO 143. Planes y usos del suelo. Los planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral del municipio deben respetar, en todo caso, los lugares sagrados o de significación histórica o cultural, entre los cuales están los monumentos, áreas, plazas, edificios de valor histórico y cultural de las poblaciones, así como sus áreas de influencia. En dichos planes se determinará, por otra parte, el uso del suelo dentro de la circunscripción territorial del municipio, de acuerdo con la vocación del mismo y las tendencias de crecimiento de los centros poblados y desarrollo urbanístico.
ARTICULO 144. Aprobación de los planes. La aprobación de los planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral, así como sus modificaciones, se hará con el voto favorable de las dos terceras (2/3) partes de los miembros que integran el Concejo Municipal.
ARTICULO 145. Obras del Gobierno Central. La realización por parte del Gobierno Central o de otras dependencias públicas, de obras públicas que se relacionen con el desarrollo urbano de los centros poblados, se hará en armonía con el respectivo plan de ordenamiento territorial y conocimiento del Concejo Municipal.
ARTICULO 146. Autorización para construcciones a la orilla de las carreteras. Para edificar a la orilla de las carreteras, se necesita autorización escrita de la municipalidad, la que la denegará si la distancia, medida del centro de vía a rostro de la edificación, es menor de cuarenta (40) metros en las carreteras de primera categoría y de veinticinco (25) metros en carreteras de segunda categoría. Quedan prohibidos los establecimientos de bebidas alcohólicas o cantinas a una distancia menor de cien (100) metros del centro de la carretera. Para conceder las autorizaciones anteriormente indicadas, la municipalidad tomará en cuenta además, las prescripciones contenidas en tratados, convenios y acuerdos internacionales vigentes en materia de carreteras. Cuando los derechos de vía afecten la totalidad de una parcela de terreno, ya sea rural o urbana, o el área que quede de excedente no pueda destinarse a fin alguno, el propietario deberá ser indemnizado de conformidad con la ley de la materia.
ARTICULO 147. Licencia o autorización municipal de urbanización. La municipalidad está obligada a formular y efectuar planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral de su municipio, en los términos establecidos por las leyes. Las lotificaciones, parcelamientos, urbanizaciones y cualesquiera otra forma de desarrollo urbano o rural que pretendan realizar o realicen el Estado o sus entidades o instituciones autónomas y descentralizadas, así como personas individuales o jurídicas, deberán contar con licencia municipal. Tales formas de desarrollo deben cumplir con los requisitos que señalen otras leyes y, en todo caso, cumplir como mínimo con los servicios públicos siguientes:
a) Vías, avenidas, calles, camellones y aceras de las dimensiones, seguridades y calidades adecuadas, según su naturaleza.
b) Agua potable y sus correspondientes instalaciones, equipos y red de distribución.
c) Energía eléctrica, alumbrado público y domiciliar.
d) Alcantarillado y drenajes generales y conexiones domiciliares.
e) Áreas recreativas y deportivas, escuelas, mercados, terminales de transporte y de pasajeros, y centros de salud, cuando aplique.

ARTICULO 148. Garantía de cumplimiento. Previo a obtener la licencia municipal a que se refiere el articulo anterior, las personas individuales o jurídicas deberán garantizar el cumplimiento de la totalidad de las obligaciones que conlleva el proyecto hasta su terminación, a favor de la municipalidad que deba extenderla, a través de fianza otorgada por cualquiera de las compañías afianzadoras autorizadas para operar en el país, por un monto equivalente al avalúo del inmueble en que se llevará a cabo, efectuado por la municipalidad. Si transcurrido el plazo previsto el proyecto no se termina, la compañía afianzadora hará efectivo el valor de la fianza a la municipalidad para que esta concluya los trabajos pendientes.
ARTICULO 149. Escrituración. Previo al otorgamiento de la escritura de promesa de venta o compraventa por parte de los lotificadores o urbanizadores debe obtenerse la licencia a que se refiere el artículo 147 de este Código, cuyo número de identificación y fecha de emisión deberá hacerse constar en el texto de la misma, requisito sin el cual el Registro General de la Propiedad no operará su inscripción.
Ademas existe un conjunto de disposiciones legales que permiten fortalecer el proceso de elaboración, sociabilización e implementación de los “Planes de Ordenamiento Territorial a nivel Municipal”, entre las que podemos mencionar se encuentran:
Constitución Política de la República de Guatemala (1985 / 1993);
Código Municipal (2002). Decreto 12-2002, Congreso de la República de Guatemala;
Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural (2002). Decreto 11-2002, Congreso de la República de Guatemala;
Reglamento de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, Acuerdo Gubernativo Número 461 – 2002;
Ley General de Descentralización (2002), Decreto 14 -2002, Congreso de la República de Guatemala;
Reglamento de la Ley General de Descentralización (2002), Acuerdo Gubernativo Número 312 – 2002;
Ley Marco de Acuerdo de Paz (2005), Decreto 52 – 2005, Congreso de la República de Guatemala;
Ley de Vivienda y Asentamientos Humanos (1996). Decreto Número 120-96, Congreso de la República de Guatemala;
Ley Forestal (1996). Decreto Número 101-96, Congreso de la República de Guatemala;
Ley de Minería (1997). Decreto Número 48-97, Congreso de la República de Guatemala;
Ley Preliminar de Urbanismo (1956). Decreto 29 de Febrero 1956, Carlos Castillo Armas;
Ley de Parcelamientos Urbanos (1961). Decreto 1427 (1961), Congreso de la República de Guatemala;
Ley Reguladora de Uso y Captación de Señales Vía Satélite y su Distribución por Cable, Decreto 41 – 92, Congreso de la República de Guatemala;
Ley para la Protección del Patrimonio Cultural de la Nación (1997). Decreto No. 26-97, Congreso de la República de Guatemala;
Ley de Hidrocarburos (1983). Decreto Ley Número 109-83, Congreso de la República de Guatemala;
Ley de Anuncios en Vías Urbanas, Extraurbanas y Similares (2003). Decreto Número 34-2003, Congreso de la República de Guatemala;
Ley de Atención a las Personas con Discapacidad (1996). Decreto Número 135-1996, Congreso de la República de Guatemala;
Ley General de Telecomunicaciones, Decreto 94 – 96, Congreso de la República de Guatemala;
Ley Reguladora de procedimientos de localización y desmembración de derechos sobre inmuebles proindiviso, Decreto 82 – 84, Congreso de la República de Guatemala;
Ley del Registro de Información Catastral (2005). Decreto Número 41-2005, Congreso de la República de Guatemala.
Se debe resaltar a pesar de la existencia de un gran número de legislación que permite la efectividad en el desarrollo de procesos de “Ordenamiento Territorial”, el inicio de cualquier proceso debe de nacer de un “Acuerdo Municipal” que promulga como prioritario y de relevancia municipal el desarrollo del “Plan de Ordenamiento”, invitando a los munícipes, representantes sectoriales, institucionales y lideres comunitarios, a participar en forma activa en el proceso de elaboración, dejando claro la premisa de un cambio de “visión de desarrollo” y “efectividad de manejo” en los asuntos municipales y su relación territorial a partir del inicio de la elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial.
Lamentablemente no existe un punto de convergencia que permita a los técnicos, profesionales y funcionarios con intereses en el desarrollo de procesos de “Planes de Ordenamiento Territorial”, debido a la NO existencia de una “POLITICA NACIONAL DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL”, lo que limita el accionar y coordinación que entre diferentes instancias institucionales (gobierno) para impulsar la elaboración y futura ejecución de los Planes de Ordenamiento Territorial. Es por ello que se hace necesario un instrumento ya sea este a nivel de “Decreto Legislativo” y/o “Acuerdo Gubernamental” que sea el instrumento guía o matriz para los procesos de Ordenamiento Territorial.
La postura de contar con una herramienta de “Cohesión” permitiría un verdadero impulso a los proceso de “Ordenamiento Territorial”, solo tomemos que a pesar de que el “Código Municipal” (Decreto 12 – 2002) tiene ya seis (6) años de existencia de los 333 municipios solamente 1 (uno) la Ciudad Capital de Guatemala se encuentra en la fase final de elaboración y sociabilización de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT).
De ahí nace la duda conceptual que me ha acompañado desde mi retorno a Guatemala, ¿Por qué SEGEPLAN e instituciones acompañantes iniciaron con procesos de Planificación Estratégica Territorial –PET- y no promovieron los POT?, es como si estuviéramos contrayendo una casa e iniciarnos por las paredes sin que tuvieran los cimientos, no existe una lógica continua y lamentablemente esto limita los alcances de los instrumentos creados. El marco legal municipal NO manda a desarrollar Planes Estratégicos de Desarrollo, lo que indica es la elaboración de PLANES DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL y a partir de ahí la elaboración de los otros instrumentos como: Planes Estratégicos Territoriales, Planes de Manejo Ambiental, Planes de Desarrollo Urbano, Planes de Concientización Social y Ambiental, etc.
Otro punto es que los procesos de Ordenamiento Territorial no son inherentes a CATASTRO, aquí en Guatemala existe la DESVIRTUADA IDEAS de que OT = CATASTRO y no es así. Ordenamiento Territorial es mas amplio, mas complejo y de mayor relación existencial, que la mera configuración física y georeferencial del CATASTRO de un Municipio, no solo se enmarca en la referencia económica de “SUELO” o del mercado de “PROPIEDADES” o del marco ganancial de “PLUSVALIAS”, se refiere a la creación de un nuevo concepto de territorio, de una nueva definición de acciones territoriales, que promueven cambios paulatinos, sistémicos y ordenados que convergen en un mejoramiento de la calidad sociales, económica y ambiental del municipio.

5. Bibliografia
· El Medio Ambiente en la Planificación del Desarrollo, Sociedad Colombiana de Planificación, XV Congreso Interamericano de Planificación, VIII Congreso Nacional de Planificación 1985.
· Foro Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable (Rió + l0). Ejes de discusión en la Actualidad. Octubre 2002. Universidad Landivar y Fundación Solar.
· Internet: Proyecto de Gobierno del Presidente de Venezuela. 2000 Desarrollo Humano Sustentable.
· Manual de Ordenamiento Ecológico Territorial, México 1984, Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecológico, Subsecretaría de Ecología Dirección de Normatividad y Regulación Ecológica.
· Programa Conferencia Regional Octubre 2002. Proyecto Conflicto y Cooperación Ambiental en Cuencas Internacionales Centroamericana. Metodologías, métodos y técnicas aplicadas.
· Proyecto VEN/79/001-Sistemas Ambientales Venezolanos- Síntesis General. Caracas 1984. MARN.
· Szekely, Miguel; Restrepo Ivan. Frontera Agrícola y Colonización, Centro de EcoDesarrollo. México 1988.

Imprimir